Nuestro programa de lecturas

Uno de los propósitos que nos impusimos a la hora de poner en marcha este espacio web fue la de contribuir a un fortalecimiento ideológico y doctrinal del carlismo. La crisis dinástica de la década de los setenta del siglo pasado vino acompañada de otra ideológica (más profunda) que impidió al carlismo dar una respuesta (intelectualmente consistente) adaptada a los desafíos políticos, económicos y medioambientales de las últimas décadas. A pesar de ello, aún son muchos los jóvenes que ponen sus ojos en el carlismo como la única alternativa auténticamente popular frente a la actual crisis terminal del viejo orden liberal.

Desde Libredón os proponemos un programa de lecturas para una nueva generación de militantes carlistas. Como comprobaréis la mayoría de estas lecturas se salen del “marco mental” del carlismo histórico,  y es que pretendemos reforzar nuestra mejor tradición política y social con las aportaciones de los pensadores que han sabido analizar o dar una respuesta audaz a los más graves desafíos de las sociedades contemporáneas.

Esta lista de lecturas se irá actualizando periódicamente. Cada nueva incorporación será anunciada en nuestra cuenta de Twitter.

Ostrom, Elinor. El gobierno de los bienes comunes: la evolución de las instituciones de acción colectiva. Fondo de Cultura Económica. 2011.

Elinor Ostrom fue la premio nobel que volvió a colocar a las instituciones de acción colectiva en el centro del debate económico. Los bosques y pastos comunales, las cañadas y corporaciones pecuarias o las comunidades de regantes son arreglos institucionales nacidos de la experiencia histórica y del conocimiento de medio local de sus usuarios. Este libro nos ayuda a comprender la vigencia de este tipo de instituciones a la hora de gestionar importantes recursos naturales.

Polanyi, Karl. La gran transformación: los orígenes políticos y económicos de nuestro tiempo. Fondo de Cultura Económica. 2017.

Un libro que nos ayuda a tener una visión ponderada del papel que debe jugar el mercado en el contexto del resto de instituciones económicas y sociales. Y como fueron los conservadores los primeros que detectaron las consecuencias sociales del desmantelamiento de las instituciones económicas tradicionales y como, en mucho casos, también fueron los primeros en implementar políticas efectivas de protección social. Una vacuna contra la utopía capitalista de un mercado global autoregulado.